lunes, 28 de febrero de 2011

Siempre tomo el postre antes.




-siempre tomo el postre antes
-ah! ¿Eso es una postura política o es por cuestiones médicas, quizás?
-no veo por qué hay que esperar, ¿y si me muero comiendo el Vindaloo?
-¿es algo probable?
-es posible, puedo tener una embolia, o que un asteroide se estrelle contra el restaurante, moriría sin haber comido lo que más me apetecía de la cena.
-pero el cálculo de probabilidades…
-está bien, garantízame, y jura por tu alma inmortal que sobreviviré a mi primer plato y esperaré. ¡Por cierto! Antes de contestar, si muriese tendrás que vivir el resto de tu vida sabiendo que no sólo me mentiste, si no que me negaste mi último y deseado capricho, es decir mi último deseo. ¿Estás dispuesto asumir esa responsabilidad sólo para demostrar algo? Tranquilo, lo compartiremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario