lunes, 9 de mayo de 2011

Un amigo


Y aun recuerdo el día que te conocí, es cuando empezamos hablar. Nunca olvidare las paridas que sueltas solo para verme sonreír y intentarme sacarme una sonrisa. Dios te agradezco tanto, gracias por a verme ayudado tanto , a darme cuenta que valgo mucho, (cosa que yo no pensaba),gracias por ser esa persona que te los días se pregunta como estaré. Sabes, siempre me preguntas, te ago gracia? , no sabes cuanta, y te lo agradezco, ya que era lo que  necesitaba. tu me ayudaste a salir, salir de aquel sitio que estaba ciega y toda era oscuro, lleno de llanto y lagrimas. Espero que sigamos siendo amigos , por que sinceramente, no se que abría echo si no hubieras aparecido en el momento justo y adecuado .Gracias Javier Pascual Sánchez Gadea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario