lunes, 3 de octubre de 2011

Evadirse.


 
 Gritar Gritar y gritar más, aun recuerdo todas aquellas tardes de tristeza con la ventana llena de vaho, a causa del calentor de la casa y el frió otoñonal de a fuera. Observando como cae lentamente la lluvia, pequeñas y finas gotas, llamadas gota frías. Entre las manso una taza de chocolate, cuando tu sentada en el suelo frió, sigues pensando en el, siempre el en tu mente, lo mas triste es saber, es que esa tarde mas esa típica tarde , la pasaras en tu casa observando como llueve mientras tomas la ultima taza de chocolate caliente , sabiendo que haciendo eso no se arreglara nada , pero sabiendo que así por unos momento estarás evadiéndote de la realidad , por que a que persona no gusta evadirse por un instante , el simplemente desaparecer unos segundos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario