jueves, 1 de marzo de 2012

Espero que esto no termine aquí.


Y apareciste en mi vida sin darme cuenta, sin pedirme permiso entraste en mi vida te metiste tanto que resultabas pesado pero a la vez muy gracioso, me lo dabas todo y mas, estaba mal no importa hacías lo posible para sacarme una sonrisa, yo no lo entendía, apenas una semana que nos conocíamos.Con una mirada perdida me quedaba embobada mirándote y empezaba a reírme, tu te poníais rojo muy rojo no comprendías el por que de esa sonrisa  de esas carcajadas de esa felicidad con tan solo mirarte, me resultabas gracioso, tan protector conmigo, siempre estabas hay, y yo seguía preguntándome por que tan solo nos conocemos de hace unas cuantas semanas. Pasaron los días  y tu seguías hay día si y día también, a mi lado, hasta empece a pillarle el gustillo a eso de reírme y sonreír todos los días.  Y paso mucho tiempo hasta hacerte mi mejor amigo alguien al que no podía evitar hablar todos los días  y contarle mis problemas, simplemente me escuchabas y decías un ains y un animo todo saldrá bien, solo con eso me volví a sentir bien. Un día pensando mucho llegue la conclusión de por que eras así conmigo, nadie es así con alguien si no es por algo, me hice la tonta, peor yo ya lo sabia, para ti yo era mas que una simple amiga. Ya han pasado casi 8 meses y han pasado tantas cosas que ya no se que pensar, espero que pase lo que pase sigamos siendo como ahora inseparables. Ahora soy yo la que quiere protegerte.Llego mi turno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario